Recursos Humanos: menos tendencias y más esencia

Tendencias Recursos Humanos

Como todos los inicios de año, las redes se llenan de artículos que hablan de cuáles van a ser las tendencias en diferentes áreas profesionales.

Y como no podía ser de otra manera, en Recursos Humanos también.

Sin embargo, y desde hace ya varios años, vengo observando que, esas tendencias que nos pronostican todos los principios de año, empiezan a repetirse de una forma constante.

Esta situación me hace pensar en dos cuestiones:

  • Por un lado, si este tipo de tendencias se repiten de forma insistente posiblemente sea debido a que no llegan a concretarse ni a ser una realidad.

De ahí que cada principio de año nos encontramos una y otra vez con unas tendencias muy similares a las del año anterior, como si del día de la marmota se tratase.

  • Y por otro lado, ¿cuáles pueden ser los motivos por los que no llegan a materializarse esas tendencias que quedan tan bien en los artículos pero que no llegan a cristalizar?

Lo cierto es que resulta muy llamativo ver cómo, en otras áreas profesionales, sí se produce ese avance y vemos nuevas tendencias, pero en Recursos Humanos seguimos hablando de ellas más como algo que nos gustaría que fuese que como una realidad.

Motivos por los que Recursos Humanos no termina de poner en marcha esas tendencias

Hay varios motivos por los que el área de Recursos Humanos no termina de poner en marcha estas tendencias:

1. Recursos Humanos sigue sin ser un área estratégica

Desafortunadamente, y por mucho que nos gustaría que no fuese así, las áreas de talento o de personas de muchas organizaciones siguen sin ser consideradas como estratégicas para la organización.

En parte, esto se debe a que se sigue pensando que cualquiera puede hacer una entrevista, una evaluación del desempeño o tomar decisiones relacinadas con la gestión del talento.

Esta idea sigue estando excesivamente arraigada en muchas empresas donde ni siquiera se plantean la importancia de profesionalizarla.

La realidad es que, los propios profesionales de Recursos Humanos hemos contribuido, en cierta manera a esa idea al mostrarnos en demasiadas ocasiones poco profesionales y muy alejados de nuestra esencia.

2. Seguimos sin tener clara nuestra propuesta de valor

Algo que es fundamental hoy en día es que, cualquiera área sea capaz de definir de forma muy clara su propuesta de valor, entendida como todo aquello que vamos a hacer para contribuir a que la organización consiga sus objetivos.

Durante mucho tiempo nos hemos escudado en que trabajamos con personas y que resultaba difícil medir nuestros resultados.

No solo eso sino que tampoco hemos estado muy alineados con el negocio y parecía que vivíamos en una realidad paralela.

Ha llegado el momento de que tengamos claro qué queremos aportar a la organización y cómo lo vamos a hacer.

Tendencias Recursos HumanosRecursos Humanos necesita menos tendencias y más esencia

Ha llegado un punto donde los profesionales de Recursos Humanos vivimos en una realidad difícil de gestionar:

Por un lado, la función necesita una renovación total y absoluta.

Necesitamos volver a r ecuperar la confianza de las personas, de los emplead@s, trabajadores, colaboradores, candidat@s…

Y por otro lado, parece que nos estamos quedando atrás es temas más relacionados con adoptar nuestras estrategias, con incorporaar herramientas digitales que nos ayuden a darle un giro importante a nuestra función.

Sin embargo, seguimos viendo esas novedades con recelo, como si pensasemos que un robot nos quitará el puesto de trabajo.

Y la realidad es que eso sucederá más pronto que tarde, si no somos capaces de aportar algo diferente a nuestra función.

¿Cuál es la esencia de Recursos Humanos?

Es por ello que Recursos Humanos necesita volver a su esencia, volver a lo básico de su función.

Y desde esa perspectiva, ¿qué podríamos considerar que es la esencia de Recursos Humanos?

1. Las personas lo primero

Resulta crucial volver la vista atrás y que cada uno de nosotros reflexione por qué eligió dedicarse a esto.

Necesitamos volver a recuperar la esencia de nuestra función y recordar que nuestra razón de ser son las personas.

Resulta muy llamativo que, una profesión que debe trabajar por y para las personas se haya olvidado con tanta facilidad precisamente de estas.

2. Generar experiencias y olvidarnos de los procesos

Si hay algo que nos ha traído la transformación digital es la necesidad de generar experiencias que  sean  positivas en las personas con las que trabajamos.

Los procesos deben estar pensados poniendo a las personas en el centro y diseñarlos, por lo tanto, para que impacten de la manera más positiva.

De ahí que la experiencia del candidato y la del empleado tenga cada vez más importancia dentro de las estrategias del área de Recursos Humanos.

3. Liderazgo de servicio

Todos los profesionales que gestionen equipos y en especial los profesionales de Recursos Humanos necesitan tener muy en cuenta que su estilo de liderazgo debe estar más cerca del liderazgo de servicio que del tradicional.

Este tipo de liderazgo pone mucho más el acento en la idea de que el líder debe estar atento a las necesidades de su equipo y llegar, incluso a anteponer sus propias necesidades a las de los demás.

Una parte importante de lo que los profesionales de Recursos Humanos deberíamos hacer tiene mucho que ver con ayudar, acompañar, promover una cultura de confianza y de aprendizaje.

Y no tanto en convertirnos en el área más temida y a la vez odiada por l@s candidat@s y emplead@s.

4. Ser profesionales

Resulta muy triste comprobar cómo hay profesionales de Recursos Humanos que siguen usando las mismas técnicas de hace 20 años.

Que no se han actualizado, ni parecen tener intención de ello ya que consideran que saben todo lo que ha que conocer en su área.

O que incluso se permiten el lujo de mostrarse arrogantes, poco humanos y con escaso nivel de empatía hacia los demás.

Los cambios que está introduciendo la Transformación Digital está dando lugar a que el riesgo de quedarnos obsoletos sea muy elevado.

No podemos dar la espalda a la innovación o a las nuevas herramientas digitales.

5. Centrarnos en que las personas sean mejores profesionales

Si hay algo que es evidente es que el trabajo de por vida llegó a su fin hace ya un tiempo.

Teniendo en cuenta que los profesionales asumen que, cada vez más, su tiempo de permanencia en una empresa es más corto, es fundamental que una de las principales responsabilidades por parte de los profesionales de Recursos Humanos sea garantizar que, cuando salgan de la empresa, sean mejores profesionales que cuando empezaron.

Y a ti, ¿se te ocurren más ideas para que Recursos Humanos vuelva a su esencia?

Isabel Iglesias

 

isabel.iglesias

Nací un solsticio de invierno en una de las mejores décadas del siglo pasado: los 70. Tuve la gran fortuna de pasar una gran parte de mi infancia en Las Palmas de Gran Canaria, al que tengo que agradecerle mi amor por el mar, el sol y la arena. Según cuentan los que me conocían, ya desde pequeña demostré un sentido elevado de la justicia y, como no podía ser de otra manera, acabé estudiando Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid. Sin embargo, y como suele ser habitual, la vida no suele ser como esperábamos y al poco de empezar Derecho tuve claro que jamás ejercería la abogacía. Aquello me hizo replantearme qué quería hacer que pudiese estar conectado con el derecho y las personas. Fue casi acabando la carrera cuando descubrí el derecho del trabajo y la conexión con Recursos Humanos.

All author posts
Write a comment

Notificación de Curso Te informaremos cuando nuestro curso esté disponible para poder inscribirte. Por favor, déjanos tu email para poder notificarte.