3 aspectos clave para atraer talento en la era digital

Si hay algo en lo que de una forma más o menos unánime muchos profesionales de Recursos Humanos y empresas coinciden, es en la escasez de talento que existe en estos momentos.

Resulta llamativo que muchas empresas hablen abiertamente de las dificultades para encontrar talento pero se hayan olvidado con excesiva rapidez de cómo trataron a este los años de la crisis económica.

Hagamos un breve repaso de por qué las empresas tienen tantas dificultades para atraer talento en estos momentos.

Las empresas no buscan talento sino rellenar un hueco

Si hay algo que trajo consigo la crisis económica es la percepción de que las empresas tenían el poder.

El poder de elegir a aquellas personas que querían que se incorporasen a su organización.

Esta situación de sobreabundación de personas en situación de búsqueda de un empleo generó la situación de que los candidatos fuesen tratados como si de meras piezas de recambio se tratasen.

Había mucho donde elegir y si una persona no servía o no encajaba, no pasaba nada porque solo había que echar un vistazo al mercado para ver que habían otras muchas esperando tener una oportunidad.

Esto sin duda alguna dio lugar a que muchas empresas no pensasen ni mucho menos en incorporar talento sino solo en tener cuantas más piezas de recambio mejor.

Sin embargo, la situación cambió con la mejora de la situación económica.

Muchas de esas personas que se veían constreñidas, ninguneadas e incluso desaprovechadas empezaron a mirar fuera de las cuatro paredes de su empresa para ver qué ofrecía el mercado.

Y el mercado ofrecía muchas posibilidades a aquellos profesionales que cuidaron de forma especial sus habilidades y conocimientos durante los peores momentos y que estaban dispuestos a buscar nuevos horizontes.

 

El talento elige donde quiere trabajar

Una de las cuestiones que debemos tener en cuenta, a la hora de hablar de atraer talento en estos momentos, es que el talento elige donde quiere trabajar.

Esto implica que las organizaciones no puedem limtarse a publicar una oferta de empleo para cubrir sus vacantes, lo que está mucho más alineado con una estrategia reactiva de atracción de talento.

Sin embargo, hemos llegado a un punto donde las empresas no pueden limitarse a sentarse a ver qué candidatos se inscriben a las ofertas de empleo sino que hay que empezar a ser mucho más proactivos: hay que enamorar al talento y que quiera trabajar con nosotros.

Y en esto ha jugado un papel determinante las redes sociales, alzándose en un gran altavoz de cómo son las organizaciones, mostrando su cultura, sus valores y todo aquello que tan celosamente se ha guardado durante mucho tiempo.

Ha llegado el momento de abrir las puertas de las empresas.

Ha llegado el momento de mostrar lo que las organizaciones pueden ofrecer a aquellas personas que están buscando un sitio en el que poner su talento en acción.

Photo credit: freepik

3 aspectos clave para atraer talento en la era digital

Llegados a este punto, podríamos pensar qué pueden hacer las empresas para atraer talento a sus organizaciones.

Aunque no hay fórmulas mágicas, sí hay una serie de aspectos que pueden ayudar a que aquellas personas con los conocimientos, experiencia y habilidades que necesita tu empresa se fijen en tí:

1- Cuida el ciclo de vida del empleado: las experiencias lo son todo

Si hay algo que los profesionales valoran de forma especial es que su experiencia a lo largo del ciclo de vida en la organización sea diferenciadora.

Durante mucho tiempo, las empresas han desarrollado sus procesos centrándose en exceso en que estos se cumpliesen a rajatabla y olvidándose precisamente de lo más importante: las personas.

Ya no es suficiente con hacer un proceso de selección y una posterior acogida sino que el talento valora de forma especial que se le ofrezca una experiencia diferente donde se ponga a las personas en el centro.

De ahí que sea tan importante diseñar el viaje del empleado a lo largo de los diferentes momentos por los que pasará en la organización.

Porque serán precisamente esos elementos diferenciadores los que le harán elegir una empresa y descartar otra.

Fuente: Isabel Iglesias

2- ¿Qué vas a ofrecer para que quieran trabajar en tu empresa?

Si hay algo que muchos profesionales empiezan a tener en cuenta es que quieren elegir el sitio donde van a pasar sus próximos años de vida laboral.

Y la mejor forma de atraer esos profesionales es con una Propuesta de Valor al Empleado bien construida y que sea diferenciadora.

Aquellos años donde lo que la empresa ofrecía se limitaba a un contrato de trabajo y alta en seguridad social han pasado a la historia.

El talento hoy quiere mucho más que eso.

El talento hoy quiere que, cuando termine su tiempo en la organización, su perfil profesional sea mucho más valioso y atractivo en el mercado que cuando eligió trabajar en esa empresa.

De ahí que se valore de una forma tan especial aquellas empresas que puedan ofrecer la posibilidad de que tu perfil profesional y tu trayectoria haya crecido durante el tiempo que pasaste con ellas.

3- Muestra quién eres: sé transparente

Si hay algo que las nuevas generaciones están pidiendo a gritos y, en cierta forma, están imponiendo es que las empresas sean mucho transparentes.

No se trata de mostrar datos confidenciales sino de mostrar aspectos tan sencillos como el día a día, la cultura de tu empresa o cómo son las oficinas.

Aquellos años donde el secretismo se imponía han pasado a la historia.

Cuanto más podamos mostrar de cómo somos como lugar de trabajo, más posibilidades tendremos de atraer talento.

Y para ello las redes sociales son un grandísimo aliado, especialmente Instagram que se está revelando como una de las redes más interesantes para esa tarea de puertas abiertas.

Si el talento no se hace realidad, se vuelve invisible

Lola Kabuki

Isabel Iglesias

Nuestra compañera Isabel Iglesias acaba de publicar el libro “Los procesos de selección en la era digital: estrategias para atraer y enamorar al talento”.

Puedes ver más información pinchando en la imagen

isabel.iglesias

Nací un solsticio de invierno en una de las mejores décadas del siglo pasado: los 70. Tuve la gran fortuna de pasar una gran parte de mi infancia en Las Palmas de Gran Canaria, al que tengo que agradecerle mi amor por el mar, el sol y la arena. Según cuentan los que me conocían, ya desde pequeña demostré un sentido elevado de la justicia y, como no podía ser de otra manera, acabé estudiando Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid. Sin embargo, y como suele ser habitual, la vida no suele ser como esperábamos y al poco de empezar Derecho tuve claro que jamás ejercería la abogacía. Aquello me hizo replantearme qué quería hacer que pudiese estar conectado con el derecho y las personas. Fue casi acabando la carrera cuando descubrí el derecho del trabajo y la conexión con Recursos Humanos.

All author posts
Write a comment

Notificación de Curso Te informaremos cuando nuestro curso esté disponible para poder inscribirte. Por favor, déjanos tu email para poder notificarte.